Argán





Las múltiples propiedades del aceite de argán son conocidas desde la antiguedad y utilizadas para proporcionar belleza a la piel, nutrirla, calmarla y curarla de pequeñas molestias.

Tiene un alto poder regenerativo y es muy aconsejado para combatir irritaciones de la piel, eccemas y reducir marcas del acné, de quemaduras y las típicas de la edad porque aporta nutrientes, hidrata, estimula la irrigación sanguínea y ayuda a su regeneración. Con gran poder humectante y antioxidante, gracias a la vitamina E, previene la sequedad de la piel y aporta luminosidad.







No hay comentarios:

Publicar un comentario