Crema calmante de flores










La crema de flores silvestres con malva, manzanilla y caléndula maceradas en aceite de almendras y manteca de cacao, mejora la textura de las pieles irritadas, resecas, agrietadas... desinflama los tejidos y mejora la circulación cutánea. Es calmante, cicatrizante y desintoxicante, además de hidratar y dar elasticidad a la piel.









                         



La caléndula es tolerada por todo tipo de pieles, estando indicado su uso tópico en pieles infantiles, delicadas y como refrescante y calmante después de tomar el sol. 
La camomila tiene excelentes propiedades descongestionantes y anti inflamatorias.
La malva es suavizante y calmante, ideal para pieles sensibles e irritadas.









Para una piel fresca, sana y cuidada incluso en verano!!








5 comentarios:

  1. La crema tiene que ser un gustazo ;),pero esas fotos,chica,divinas de verdad ¡que bonitas!

    ResponderEliminar
  2. la crema parece tener una textura refrescante y poco aceitosa, que tipo de aceites has utilizado para elaborarla?
    saludos ^_^

    ResponderEliminar
  3. Que pinta mas estupenda tiene la crema, a ver si cuando me ponga con ellas yo consigo algo parecído...
    Y el próximo año ya sé que hacer con todas las malvitas que crecen libremente en mi jardín...
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. Tiene que ser una maravilla!!! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es el complemento perfecto del jabón de más abajo. Excelente trío de flores.
      Saludos

      Eliminar